EL REPOSO DE ADA LEVY

EL REPOSO DE ADA LEVY

¡Hola! Han llegado las nueve de la noche del domingo y, tal y como os prometí, aquí estoy con un pequeño regalo.

Todo, absolutamente todo en esta entrada gira en torno a Ada Levy. Sin embargo, ella, mi/vuestra impulsiva y desequilibrada detective privada, no protagoniza la historia que estáis a punto de leer. De hecho, ella apenas dice un puñado de palabras, no aporta hallazgos cruciales a la investigación, no suma nada. Aunque puede que reste un poco. Un mucho, quizá.

Lo cierto es que en este momento no conozco a la Ada Levy de la próxima historia. Desde que puse el punto y final a La fractura del reloj de arena, el personaje que tanto me ha enseñado en los últimos años permanece en standby, a la espera de que quienes la rodean en su ficticio día a día reconstruyan sus vidas. Como en un videojuego, Flor, Enrico, Cristina, Susana, Andrea…, todos los personajes que han acompañado a Ada en sus aventuras, en su vida, se han enfrentado a sus propios demonios. En sus batallas, algunos ganaron y otros, tan real como la vida misma, perdieron, incluso la vida. No voy a desgranar sus victorias ni sus derrotas por si alguien aún no ha leído alguna de las historias de la saga. Sólo voy a centrarme en Andrea. Ella fue la gota que colmó el vaso en mi cerebro. Ella fue el detonante del gran cambio que Ada lleva experimentando un buen puñado de meses dentro de mi cabeza. Por eso, aunque gire en torno a Ada Levy, esta entrada tiene una clara protagonista: la inspectora Andrea Ortego.

Desde las 00:00 del lunes 04 de febrero hasta las 23:59 del viernes 08 de febrero, el relato Un intercambio justo. La decisión de Andrea estará a vuestra disposición, de forma gratuita, en la tienda Kindle de Amazon. ¡Ojo!Esto es muy importante: el ebook dejará de estar disponible el sábado 9 de febrero. ¿Por qué motivo? Porque concebí este relato como un regalo de agradecimiento para quienes echáis de menos a Ada y Amazon sólo me permite ofrecerlo de forma gratuita durante 5 días. Después, pasará a libro electrónico de pago y no es eso lo que quiero. Lo que quiero, espero, deseo…, llamadlo como queráis, es que disfrutéis del relato sin tener que pagar y que, aunque sigáis echando de menos a Ada, sepáis que no me olvido de ella, que sigue estando viva en mi cabeza. Lo único que ocurre es que, a día de hoy, necesita un poco más de tiempo.

¡Y ahora, al lío! Bajo estas líneas os dejo la portada, una especie de collage hecho con fragmentos de los cuadernos que utilicé para escribir Cómo matar a una ninfa, El juego de los cementerios y La fractura del reloj de arena. Haced click en la imagen e iréis directos al relato.

Y poco más, salvo daros mil besos y mil gracias por acompañarnos a Ada y a mí todos estos años.

Clara Peñalver

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

1 Comment

  • Jesús Posted febrero 3, 2019 8:29 pm

    Muchas gracias y decir que eres muy especial, un beso.

Comments are closed.